Noticias

¿Las tarjetas de video high-end podrían desaparecer para Europa?

Ni estando acostumbrados a cambios repentinos en las leyes actuales o a las constantes demandas entre compañías nos podría preparar para lo que sería una posible extinción, o por lo […]

Ni estando acostumbrados a cambios repentinos en las leyes actuales o a las constantes demandas entre compañías nos podría preparar para lo que sería una posible extinción, o por lo menos, una limitante muy severa para todos los fabricantes que vendan tarjetas de vídeo high-end en el continente Europeo.

Es sabido que en la Unión Europea (UE ) se toman muy en serio el tema de la contaminación y la mala eficiencia de los componentes electrónicos; sin embargo, de acuerdo a una propuesta expresada en el documento Eco desing Lot 3, las nuevas exigencias del gobierno podrían poner en riesgo algunos segmentos de mercado de tarjetas de vídeo.

Actualmente, la UE clasifica las tarjetas de vídeo en siete categorías que va desde G1/G2/G3/G4/G5/G6/G7, que va en función de su ancho de banda de memoria. El gran detalle que se plantea es que el gobierno quiere eliminar la categoría G7, que es en donde se encuentran las tarjetas de video que entregan un ancho de banda de memoria de 128Gb/s o superior. Esto incluiría a los modelos que entreguen un ancho de banda mayor a los 320GB/s (es decir, aquellos que cuenten con memoria a 6.67Ghz con bus de 384-bits o memoria de 5Ghz con bus de 512-bits).

Ante la preocupación de lo que podría suceder con la siguiente generación de GPUs, si hoy fuera aplicada la nueva ley AMD sería el más afectado ya que sus Radeon HD 7700 y HD 7900 no cumplirían con los nuevos estándares, así como también las HD 6500/6600 y hasta 7500/7600 Series.

Las dudas al respecto no se han hecho esperar, y mientras se dice que se genera más contaminación por parte de vehículos, plantas nucleares o la quema de combustibles fósiles, lo cierto es que el futuro de tarjetas high-end en versiones single o dual-GPU se ha vuelto incierto.

Pero bueno… ¿hay buenas noticias? Si se le puede llamar así, la UE planea aplicar las nuevas normas a finales del 2013 o principios del 2014. Para entonces ya deberíamos estar escuchando noticias de los fabricantes anunciando su postura; ya sea limitando los modelos high-end a Europa, o simplemente reduciendo la fabricación en volumen de esta clase de productos, lo cual terminaría afectando al mundo entero.

Fuente: NORDICHARDWARE (vía BIT-TECH)